Luis Miguel: Revelan como eran las sencillas casas en las que vivió antes de la fama

 Las sencillas casas donde Luis Miguel vivió antes de su mansión en Acapulco: lejos de los lujos pero rodeado de amigos 

Luis Miguel: Revelan como eran las sencillas casas en las que vivió antes de la fama

Luis Miguel.


La euforia de conocer los detalles ocultos de la vida de Luis Miguel Siempre está presente y conocer los lugares donde "El Sol" creció causa un gran revuelo, por lo que esta vez, presentamos las casas que el cantante ocupó con su familia antes de alcanzar la fama mundial.

Luis Miguel

La historia de Luis Miguel en la Ciudad de México comenzó en un departamento ubicado en la Avenida Insurgentes, muy cerca de la Avenida Xola, donde hoy en día se cruza uno de los transportes más utilizados en la capital del país: las líneas 1 y 2 del Metrobús. Esta casa fue presentada en la ya famosa serie que Netflix hizo del intérprete de Cuando el sol o México se calienta en la piel.

Luis Miguel: Revelan como eran las sencillas casas en las que vivió antes de la fama
Luis Miguel

.Luis Miguel


El cantante vivió un año de su fugaz infancia en este céntrico lugar, hasta que su padre Luisito Rey decidió continuar con sus actividades artísticas por todo el mundo y visitar, junto con su familia, varios países hasta que regresaron al entonces Distrito Federal para promocionar plenamente la carrera de Micky, como también se conoce a Luis Miguel.


La segunda casa que "El Sol" ocupó en la capital del país se encuentra todavía en una privada en San Bernabé, en San Jerónimo Lídice, donde compartió su infancia con otros niños, hijos de personalidades mexicanas y que hoy en día gozan de su propia fama, como Héctor Suárez Gomís, Roberto Palazuelos y Leonardo García.


En esta zona residencial vino a vivir con su familia a los 10 años, huyendo de las deudas acumuladas por su padre, Luisito Rey, que debía grandes cantidades de dinero a su promotor artístico, el empresario Juan Pascual, que prácticamente se hizo cargo de la familia Gallego Basteri cuando llegaron de España en completa ruina, según el periodista Javier León en su libro Luis Miguel, la historia.


Luisito Rey utilizó su amistad con Andrés García para conseguir un nuevo hogar. El actor no desentonó a sus conocidos y les prestó una casa propia, situada en el número 20 de la calle privada de San Bernabé, en San Jerónimo.


"Recuerdo mucho, más en aquella época en que éramos vecinos, que Micky cantaba todo el tiempo y cantaba de maravilla. Se lo dije a Luisito, que se hacía el gilipollas", recordaba Andrés García en las entrevistas que le hizo a Javier León.

Luis Miguel
Luis Miguel


Así, durante el tiempo que tardó su padre en convencerse del talento de su hijo como cantante, Luis Miguel tuvo unos años de infancia comunes, como cualquier otro niño: con los amigos y las payasadas callejeras.


Entre esos amigos estaban Leonardo, el hijo mayor de Andrés García; Roberto Palazuelos, hijo del abogado Roberto Palazuelos Rosenzweig, y Héctor Suárez Gomís, hijo del actor cómico Héctor Suárez. Todos eran vecinos y se conocieron en una casa abandonada de la zona, donde planearon sus travesuras, cuenta Javier León en su libro.


Luis Miguel no tuvo mucho tiempo para una infancia normal, porque un año después de vivir en esa casa comenzó a despegar como niño cantante.


Estas son dos de las casas que el famoso cantante ocupó en su infancia y que están lejos del "paraíso" que habitó en sus días de descanso en Acapulco, Guerrero. donde no sólo disfrutó de los paisajes de ensueño, sino también de las fiestas con amigos, novias y amantes.


La imponente mansión fue evidenciada hace unos días por un grupo de tiktokers que irrumpieron en la lujosa propiedad, ubicada en la zona del Diamante del puerto que alcanzó su mayor esplendor en el siglo pasado.


Los videos fueron compartidos desde la cuenta de hugo_gzbn en TikTok, donde pronto se han vuelto virales gracias al carácter y la intimidad que muestran.


En las imágenes se puede ver la piscina deteriorada a lo largo de los años, que podría haber sido una cancha de tenis, amplias escaleras en forma de espiral, un ascensor e incluso una habitación ya en ruinas.


Luis Miguel prefirió no volver a esta casa porque su privacidad quedó expuesta cuando los complejos inmobiliarios se extendieron a su alrededor y fue para el 2013 cuando logró venderla por 106 millones de pesos.







Reading Mode :
Font Size
+
16
-
lines height
+
2
-